Conocer tu propósito de vida

Sep 29, 2021

Para estar totalmente involucrados o comprometidos, debemos estar energizados físicamente, conectados emocionalmente, enfocados mentalmente y alineados espiritualmente con un propósito más allá de nuestro interés propio inmediato.” – Jim Loehr y Tony Schwartz, autores del libro:

The Power of Full Engagement

 

La Pandemia y postpandemia que ha traído consigo la necesidad de retornar a ciertos elementos fundamentales de una vida apasionada y alegre, que solo se encuentran al identificar y entender nuestro propósito individual para estar aquí. Esta pregunta ha sido planteada por muchos a través de la historia de la humanidad, y en pandemias anteriores; y se ha convertido en piedra angular para generar el bienestar.  Solo cuando usted pueda tener una imagen clara de en qué consiste su misión individual en esta vida y cómo ahora su trabajo le ofrece la oportunidad de expresar su propósito todos los días, es que podrá levantarse cada mañana con energía, motivación, enfoque y pasión por cada nueva oportunidad de cumplir dicho propósito.

 

Existen distintas variaciones de preguntas que pueden asistirle en definir su propósito.  Las siguientes son una recopilación de esas preguntas básicas que he realizado en mi practica profesional y que ahora te comparto:

 

 

  1. ¿Qué le hace sonreír? (actividades, personas, eventos, pasatiempos, proyectos, etc.)
  2. ¿Qué cosas prefería hacer en el pasado? ¿Y ahora?
  3. ¿Qué actividades hacen que pierda la noción del tiempo?
  4. ¿Qué cosas hacen que se sienta bien sobre usted mismo?
  5. ¿Quién le inspira más? (Puede ser alguna persona que conozca o no: familia, amistades, autores, artistas, líderes, etc.) ¿Qué cualidades le inspiran de cada persona?
  6. ¿En qué es naturalmente bueno? (destrezas, habilidades, talentos, etc.)
  7. ¿En qué cosas las personas típicamente solicitan su ayuda?
  8. Si tuviera que enseñar sobre algún tema, ¿qué enseñaría?
  9. ¿Qué lamentaría no haber realizado, sido o tenido totalmente en la vida?
  10. Imagine que tiene 90 años y está sentado en un sillón en el balcón: puede sentir la brisa primaveral acariciando suavemente su rostro. Se siente feliz y satisfecho con la vida maravillosa con la que ha sido bendecido.  Al mirar hacia atrás en su vida, a todo lo que ha logrado y adquirido, a todas las relaciones que ha desarrollado, ¿qué es lo que más le importa? Haga una lista.
  11. ¿Cuáles son sus valores más arraigados? (Seleccione de tres a seis y ubíquelos en orden de importancia.)
  12. ¿Cuáles han sido algunos retos, dificultades o privaciones que ha superado o se encuentra en el proceso de superar? ¿Cómo lo hizo?
  13. ¿En qué causas o ideales cree firmemente? ¿Con cuáles se identifica o conecta?
  14. Si pudiera llevar un mensaje a través de un amplio grupo de personas, ¿quiénes serían esas personas? ¿Cuál sería el mensaje?
  15. Dado sus talentos, pasiones y valores, ¿cómo puede utilizar estos recursos para servir, ayudar y contribuir? (a las personas, seres, ideales, organizaciones, ambiente, Planeta, etc.)

“Escribir o revisar una declaración de misión personal le cambia porque le obliga a pensar profunda y cuidadosamente en sus prioridades, y a alinear su comportamiento con sus creencias.”

– Stephen Covey, 7 Habits of Highly Effective People

 

TE VEO EN EL CAMINO MIENTRASTANTO MANTENTE EN SINTONIA @COACHMIGUELANGEL