Entrenarte sin fecha de expiración

Sep 14, 2021

El 10 de agosto del año 2019 decidí demostrarme una vez más que si comenzaba a entrenarme sin
detenerme, el “para que” me estaba entrenando, ya era inevitable y lo incierto era el para cuándo
estaría ya concreto. Por eso hoy te comparto un descubrimiento que inclusive te voy a proponer que
contemples profundamente y que lo definimos como ‘ENTRENARTE SIN FECHA DE EXPIRACION”.
Comienzo con invitarte a reconocer que esto va mucho más allá que la toma de decisión de entrenarte y
te invita a desenmascarar de que estas hecho verdaderamente y quizás esta reflexión para ti no sea
sexy. De aquí en adelante, te acompañó a profundizar puesto que hoy, más de 2 años después de haber
comenzado, me sigo entrenando sin fecha de expiración. Se que tienes suficientes razones y de gran
peso para entrenarte de esta manera, no lo creo, lo sé.
Entonces contempla lo siguiente:
#1) Tu divina intuición ya te confirma que tienes la ultima palabra. Si te circunscribes a entrenarte desde
esta plataforma, el “Everest de vida’ espera tu reclamo, pero si no, el universo te recuerda que no le
debes nada. Si no eliges entrenarte de esta manera no pasa nada, ni bien ni mal, ni correcto ni
incorrecto, libertad por ambos flancos.
#2) Te puedes tomar todo el tiempo que te parezca ya que podría será la ultima vez en tu vida que seas
invitado a confrontarte a ti mismo en cuanto a cuál es verdadero propósito de tu vida. “El verdadero
propósito de la vida es encontrar cuál es tu propósito de vida” Buda.
#3) No es lo mismo tomar entrenamientos que entrenarte como un medallista de oro de la vida. No es lo
mismo entrenarte como un aficionado que entrenarte como un profesional y viene con un recordatorio
de que nadie te va a pedir cuentas ni por una ni por la otra.
#4) El que tengas suficientes razones de peso para entrenarte como un a Campeón/a Olímpico/a, no
está ni tan siquiera en tela de juicio, y tú mejor que nadie sabe por qué, aquí no hay filtros.
Ciertamente he procurado hasta el momento traer este tema superficialmente, pero con toda
premeditación he querido provocar la curiosidad del cómo y con qué “entrenarte sin fecha de
expiración”. Esta invitación recién comienza y continuará, pero yo propongo un alto aquí dado las
implicaciones de contratar con el universo para con algo de tal envergadura. Si, me escuchaste bien,
Dios no es parte de la ecuación, Dios es la ecuación y para el BIG BANG de tu vida, ya Dios confirmo su
asistencia.
Te comparto el tatuaje existencial que llevo en mi pecho que dice:
“Cuando la voluntad es inquebrantable, lo imposible se convierte en una aventura inevitable”

Roberto Rodríguez W.